Tratamiento de:

Tratamiento de Hombro y Codo

Tratamiento realizado con Ozonoterapia

Tratamientos con PRP y Ozonoterapia

El dolor en el hombro es la tercera causa, en orden de frecuencia, de dolor músculo esquelético en las personas. Una de las causas más frecuentes de dolor en el hombro, es la tendinitis del manguito rotador. Esta lesión puede ser aguda o crónica.

La tendinitis del manguito rotador es una lesión progresiva que empieza con una tendinitis, progresa hacia una tendinosis con degeneración y desgarro parcial y culmina en un desgarro total del tendón. La tendinosis del manguito rotador es una patología degenerativa que puede cursar con o sin inflamación. Puede ocurrir en la persona joven deportista por el uso excesivo de la articulación, y en el adulto por variables anatómicas de la articulación del hombro o patología artrósica, que llevan a un pinzamiento del tendón provocándole inflamación y degeneración.

El síntoma principal de la tendinitis del manguito rotador es el dolor, que primero se presenta al realizar ciertos movimientos, y si el proceso avanza, llega a molestar aún durante el reposo. Si la lesión persiste, puede llegar a provocar un cierto grado de rigidez del hombro (hombro congelado).

TRATAMIENTO HABITUAL DE LA TENDINITIS DEL MANGUITO ROTADOR

El proceso de cicatrización con dolor persistente, puede demorar normalmente hasta 24 meses.

Habitualmente se recomienda el uso de hielo varias veces por día, antiinflamatorios y sobre todo reducir el movimiento o evitarlo totalmente. También la fisioterapia puede ayudar. Estos tratamientos clásicos demoran mucho tiempo para permitirle al paciente retomar sus actividades habituales.

En los casos más severos se administran corticoides inyectables y hasta puede indicarse la cirugía.

Sin embargo, los resultados a largo plazo del tratamiento quirúrgico son poco alentadores, ya que según datos de la literatura científica de 2014 publicada en los Estados Unidos, se realizan en ese país 75.000 cirugías reparadoras del manguito rotador por año, y en las cirugías de lesiones crónicas del manguito rotador, el promedio de fracaso oscila entre el 30 y el 94% por múltiples causas que no dependen del cirujano.

Ventajas del tratamiento de la tendinitis del manguito rotador con Ozonoterapia

En la tendinitis del manguito rotador, la Ozonoterapìa, actúa como un recurso terapéutico que acompaña y mejora los resultados del tratamiento convencional.

La Ozonoterapia potencia los resultados del tratamiento habitual, debido a que:

• Es un antiinflamatorio y analgésico muy potente de óptima tolerancia.

• Logra períodos de recuperación más cortos y menos dolorosos.

• Cura sin cicatriz o con una cicatriz mínima.

De esta manera el tratamiento con Ozonoterapia evita la reincidencia habitual de la tendinitis del manguito rotador y mejora el estado general del paciente, devolviéndole la posibilidad de retomar su actividad normal en menos tiempo que el habitual.

TRATAMIENTO DE LA TENDINITIS DEL MANGUITO ROTADOR CON PRP

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es una fracción del propio plasma del paciente, con un contenido en plaquetas mayor al normal, lo que lo distingue por ser un tratamiento altamente seguro y eficaz. El PRP proporciona factores de crecimiento que ayudan a la mejor cicatrización de los tejidos lesionados.

En numerosos trabajos científicos quedó demostrado que el PRP es altamente efectivo en el tratamiento de las lesiones agudas y crónicas del tendón. El PRP debido a sus propiedades de reparación de tejidos reduce los tiempos de recuperación y el dolor residual y mejora la calidad final de cicatrización de la lesión.

Según publicaciones científicas del año 2014, en Estados Unidos, en muchos casos, las personas que han sido tratadas con PRP han evitado el tratamiento quirúrgico.

TENDINITIS DEL MANGUITO ROTADOR, OZONOTERAPIA Y PRP

Está demostrado científicamente que el Ozono produce un aumento en la liberación de factores de crecimiento plaquetarios, potenciando y mejorando así los efectos de cicatrización y reparación de los tejidos que tiene de por sí el PRP.

El PRP en combinación con la Ozonoterapia logra excelentes resultados en la reparación y cicatrización de los tejidos porque el Ozono potencia la acción del PRP. Esto significa que si al PRP le sumamos el efecto del Ozono, podemos conseguir aún en menor tiempo, mejores resultados en la cicatrización y reparación del tendón lesionado

Lesiones más comunes  del codo

¿Has escuchado hablar del “Tennis Elbow” ó “Codo del Tenista”? Este es el término mas utilizado comúnmente para la Epicondilitis Lateral del Codo.

Mencionamos ésta en primer término porque es una de las más frecuentes afecciones del Codo, tanto en deportistas, como en personas que ya sea por su trabajo o pasatiempos, utilizan excesivamente ésta articulación, tanto en giros del antebrazo o en extensión de la muñeca. Codo del Tenista

El codo es una articulación de bisagra que llega a flexionarse o doblarse hasta los 145° y extenderse o estirarse hasta los 180° en su totalidad, en condiciones normales.

Esta articulación está compuesta de hueso, ligamentos, tejido sinovial, cartílago y además es punto de origen de los tendones extensores y flexores de la mano y de inserción de alguno de los músculos que se originan en el hombro y llegan a insertarse en ella.

Muy conocida también e igualmente incapacitante es la Epitrocleitis o “Codo del Golfista”, en ésta lo que ocurre es una inflamación a nivel de los tendones de los músculos flexores que se insertan en el epicóndilo medial o sea en la parte interna del codo. Codo del golfista

Otras causas de dolor en el codo corresponde a esguinces o distensiones ligamentosas, torceduras o fracturas.

No podemos dejar de mencionar la bursitis y la artritis.

Dentro de las bursitis podemos señalar la Bursitis Olecraneana, que también es muy frecuente, está puede tener su causa por traumatismos o golpes directo en la parte posterior del codo, roce o apoyo excesivo en la superficie del mismo o también pueden producirse en el curso de enfermedades reumáticas. La principal característica de la bursitis olecraneana es la apariencia de un bulto en la parte posterior del codo que puede ser o no doloroso y que comúnmente sino hay historia de enfermedad reumática, corresponde a el derrame de liquido sinovial o en algunas ocasiones sangre que se produce por el traumatismo. Esta lesión es también conocida como “Codo del lanzador de dados” o “Codo del estudiante”. También es común en los bebedores de alcohol que se apoyan en la barra de los bares. Bursitis Olecraneana

Tratamiento:

Sea cual sea la estructura lesionada dentro de la articulación del codo el tratamiento inicial debe estar diseñado para tratar la inflamación, restringir la movilidad, dolores, debilidad e incapacidad funcional.

Por lo tanto en la primera fase la persona debe ser evaluada por un médico ortopedista y traumatólogo, quien además del examen físico, utilizará las demás herramientas diagnósticas como Rayos X, ultrasonidos, entre otras, para realizar un diagnóstico específico de su lesión o padecimiento.

El Todos los problemas del hombro y codo pueden ser tratados con excelentes resultados con Ozonoterapia

El tratamiento de fisioterapia en fase inicial consistirá en Crioterapia (frío), TENS (electroestimulación), Programa de estiramiento pasivo de los músculos prono-supinadores (los que giran el antebrazo), extensores y flexores de la muñeca y recomendaciones posturales. Una vez el dolor disminuya se procede a establecer un programa de ejercicios de fortalecimiento de toda la musculatura del brazo afectado y en etapas mas avanzadas donde ya no hay dolor se realizarán ejercicios activos asistidos de movilización de la articulación del codo para que esta funcione con normalidad.

Recomendaciones:

  • Realizar los ejercicios de calentamiento y estirar el antebrazo y la muñeca antes y después del ejercicio. Estos ejercicios recomendados por el fisioterapeuta deben ser practicados de forma regular, no sólo cuando se ejercita.
  • Si hay alguna actividad que produzca dolor reducir el tiempo que la practica.
  • Las técnicas en lesiones como “codo del tenista”, se pueden prevenir utilizando el tamaño correcto de agarre, un revés a dos manos o que las cuerdas de la raqueta no estén muy templadas.
  • Si ha sufrido una lesión de codo anteriormente prevenir la inflamación utilizando un medio físico como el frío, después de practicar la actividad.
  • Las bandas de compresión que son recomendadas para ser aplicadas sobre el área lesionada en el “codo del Tenista” pueden seguir siendo utilizadas cuando practicamos la actividad que involucra el codo para prevenir que la inflamación y el dolor reaparezcan.

Las afecciones y trastornos del aparato locomotor son muy comunes, no sólo al practicar un deporte sino también por las exigencias de nuestras actividades profesionales y domésticas. El ejercicio racional y moderado, realizado en el momento oportuno puede ayudarnos a prevenir este tipo de lesiones o al menos a evitar que empeoren una vez manifestadas.

Mensaje de emergencia

En caso de urgencia, siéntase libre de contactarnos.

Not readable? Change text. captcha txt
0