INFECCIONES

El ozono es más útil en aquellas infecciones invulnerables a los antibióticos, como son las víricas y los hongos.

HERPES ZOSTER

El ozono es un excelente agente antimicrobiano debido a su elevado poder oxidante. Es capaz de destruir microorganismos patógenos, tanto bacterias, como virus, algas, hongos o protozoos. Su aciión virucida se establece en el ciclo reproductivo del virus. En la actualidad está siendo investigado para el tratamiento adyuvante del SIDA.

Los dolores incoercibles del herpes zoster oueden ser tratados con ozono. En fases iniciales de la infección, el ozono es capaz de detener la multiplicación viral, disminuyendo el acantonamiento viral en el nervio y previniendo el desarrollo del dolor postherpético. La simple infiltración de la zona lesionada con ozono (infiltración neuro-próxima) hace desaparecer el dolor.



ENFERMEDADES INFECCIONES, VIH-SIDA, HEPATITIS

Tanto la infección por VIH como la enfermedad, SIDA, son entidades que se benefician del tratamiento con ozono. El ozono es capaz de aumentar la producción de interferon gamma entre un 400% y un 900%. Esto resultado de la producción de lincocitos citotóxicos, en concretos los CD8, este tipo de linfocito tiene la propiedad de unactivar, matar o bloquear la replicación vírica denrto de la célula huésped respetando a ésta.

Precisamente la sustancia que utiliza el linfocito CD8 para mediar este mecanismo antivírico es mediante la activación del interferon y otras interleucinas, pero fundamentalmente el inteferón gamma. Se ha seguido la evolución de los CD4 y CD8 antes y después del ozono y hemos constatado aumento de CD8 (análisis en ayunas, sesión de ozono y al término de este nuevo análisis para evaluar la población de CD4 y CD8).

Por lo tanto, el ozono es una terapia complementaria muy eficaz en el tratamiento de enfermedades infecciones víricas.